Tercer Domingo de Adviento

Domingo Gaudete, domingo de la alegría.
Estamos alegres porque el Señor está cerca.
Que la Virgen María nuestra madre, nos ayude a abrir nuestro corazón a Dios-que-viene, para que Él inunde de alegría toda nuestra vida.