Quiénes Somos

Las Carmelitas Misioneras Teresianas nacimos, en 1860, a partir de la experiencia mística y espiritual del amor a Cristo y a la Iglesia del Beato Francisco Palau y Quer, nuestro fundador.

Como nuestro fundador, nos sentimos porción viva del Carmelo y herederas de la espiritualidad Teresiana.

Para nosotras ser Carmelita Misionera Teresiana significa dedicar nuestra vida al seguimiento de Cristo, anunciando la belleza de la Iglesia y siendo fieles imitadoras de María, Reina y Madre del Carmelo.

Nuestra misión es:

– Descubrir en cada persona el rostro de Jesús, que es amor.

– Hacer de nuestra comunidad una “pequeña iglesia”, signo visible y creíble del gran misterio de la Iglesia-Comunión.

– Educar a niños y jóvenes desde el amor, el respeto a la persona y la entrega generosa a todos.

Nuestro estilo de vida es:

– Somos familia de hermanas, que hace visible la Iglesia desde la sencillez y la alegría compartida.

– El de una escuela abierta a las necesidades actuales de nuestra sociedad.

– Una escuela que fomenta la educación en valores de forma grupal e individual

Tomamos a nuestro fundador como ejemplo de entrega a los demás, a la Iglesia y a la Hermana Teresa Mira como modelo de sencillez y servicio a todos.

En especial la Hermana Teresa Mira forma parte íntegra de nuestro entorno educativo ya que sus restos descansan en nuestra capilla, hecho que hace posible que ella esté presente siempre en nuestras oraciones y esté a nuestro lado en esa tarea tan importante que es educar.