Carácter propio

Como escuela de Carmelitas Misioneras Teresianas nos definimos como Escuela Católica, cuya misión es ofrecer un estilo de educación personalizada, de acuerdo con las directrices de la Iglesia y en el marco institucional.

Nuestra escuela está impregnada del espíritu y carisma de nuestro fundador el Beato Francisco Palau y Quer.

Nuestro centro educa a las persona como misión evangelizadora de la Iglesia, basándonos en el amor a Dios y en el servicio a los prójimos, según el carisma de nuestro fundador.

Cultivamos el espíritu de familia y promovemos las relaciones interpersonales en un clima de libertad, diálogo y confianza.

Queremos favorecer la formación en valores: sociales, éticos y religiosos.

Somos una escuela abierta a todos y que asume la cultura, costumbres y tradiciones de la sociedad en la que estamos presentes.

Queremos ofrecer una educación integral desde su dimensión humana, social y trascendente.

Nuestro estilo educativo promueve el diálogo y la colaboración, mediante una metodología activa, abierta y flexible, dentro del uso de las nuevas tecnologías y proyectando la educación más allá de la acción docente.

Fomentamos el amor a la Iglesia concebida como comunión con Cristo y con los hermanos.